Endesa

Endesa

Se unió el 01/01/2015

ENDESA y su compromiso por el desarrollo socioeconómico de las comunidades

ENDESA es la empresa líder del sector eléctrico español y el segundo operador en el mercado eléctrico portugués. Cuenta con cerca de 10.000 empleados que prestan servicio a más de 11 millones de clientes.

El negocio principal de ENDESA es la generación, distribución y comercialización de electricidad y gas natural. Aunque desarrolla estas actividades principalmente en España, Portugal y Marruecos, ENDESA también comercializa otros productos y servicios de valor añadido relacionados con su negocio principal, así como electricidad y gas en otros mercados europeos, como Alemania, Francia, Bélgica y Holanda.

Borja Prado, presidente de ENDESA

ENDESA es una compañía que mira al futuro y busca soluciones inteligentes para desarrollar propuestas realistas ante los retos energéticos de un sector en continua evolución.

ENDESA y la lucha contra la pobreza

ENDESA considera que para afrontar la lucha contra la pobreza es necesario llevar a cabo, tanto actuaciones que permitan aliviar las situaciones de pobreza ya existentes, como acciones de prevención, y para ello, apuesta por la promoción del empleo y la empleabilidad, y desarrolla iniciativas en ambos ámbitos:

1. Convenios firmados contra la pobreza energética: ENDESA ha firmado convenios con un amplio número de ayuntamientos, comunidades autónomas y organismos públicos para evitar el corte de suministro a familias en situación vulnerable. En el tercer trimestre de 2016 se mantienen vigentes 147 acuerdos que han evitado el corte de suministro a más de 33.000 familias.

2. Voluntariado energético: ENDESA junto con la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES) colaboran en un proyecto dirigido a hogares que se encuentran en situación de pobreza energética, con actuación concreta en dos ámbitos:

  • Se proponen soluciones para que estas familias optimicen su consumo energético y por tanto, reduzcan su factura eléctrica.
  • Se identifican situaciones de riesgo en las instalaciones eléctricas, que posteriormente corrigen instaladores certificados.

A finales de 2015, se lanzó un programa piloto en Zaragoza, a través del cual, 14 empleados voluntarios desarrollaron estas actividades en 15 familias, para las que ENDESA asumiría además el coste de los materiales. En 2016, el proyecto se extiende a Barcelona, y se unen a él 26 voluntarios y otras tantas familias más. El objetivo es seguir ampliando, junto a la Fundación ENDESA, la inversión y cobertura de esta iniciativa social.

3. Formación Profesional en electricidad para jóvenes en riesgo de exclusión en España: es un proyecto desarrollado por la Fundación ENDESA, que persigue mejorar la empleabilidad de desempleados de larga duración y de jóvenes con escasos recursos que se encuentren en riesgo de exclusión social, mediante el desarrollo educativo de sus competencias personales y profesionales. El programa facilitará a los candidatos el acceso al mundo laboral y su integración social.

La empresa trabaja en colaboración con diversas ONG, Administraciones Públicas e Instituciones de Educación públicas y privadas, organizando prácticas en instalaciones de la propia compañía o a través de distintos contratistas. En 2015, se impartieron formaciones en 7 ciudades españolas a 135 jóvenes y adultos en situación de desempleo. La Fundación ENDESA tiene previsto continuar con esta línea de actuación.

4. Proyecto Coach: es una iniciativa que proporciona mentoring y coaching a jóvenes en riesgo de exclusión social por parte de empleados de ENDESA. Los voluntarios acompañan y asesoran a jóvenes adolescentes para mejorar su empleabilidad y fomentar su inclusión social y laboral. En el curso de 2015 colaboraron 37 empleados voluntarios, que durante horas laborales asesorando a un total de 145 jóvenes. Este proyecto se desarrolla a través de la Fundación Exit.

La empresa y su papel en los ODS

Las empresas tienen un papel esencial en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible, el primero de los cuales es erradicar la pobreza en todas sus formas.

El tejido empresarial constituye la mayor de las palancas estratégicas para la lucha contra la pobreza, a través de la generación de empleo y de condiciones favorables para sus empleados y sus familias. A su vez, el aumento de la desigualdad, supone un riesgo para la actividad empresarial, especialmente en sectores como el energético, que proporciona productos o servicios básicos y esenciales para el desarrollo.

Por todo ello, el grado de desarrollo empresarial tiene una repercusión directa en la situación de pobreza de un país, por lo que resulta vital dotar a las empresas de condiciones, herramientas y recursos que les permitan prosperar y, de este modo, maximizar su aportación a la sociedad, siempre desde la convicción de que la lucha contra la pobreza supone una obligación moral para todos.