El voluntariado corporativo como herramienta de apoyo al empleo juvenil

El voluntariado corporativo como herramienta de apoyo al empleo juvenil

El voluntariado corporativo es una modalidad de colaboración de las empresas con la sociedad a través de la participación activa de sus empleados. En EEUU, más del 85% de las empresas del Fortune 500, el 84% de las empresas europeas del FTSE 100 y el 80% de las empresas españolas del IBEX cuentan con programas de VC.

El voluntariado corporativo adquiere una especial relevancia en los programas de apoyo al empleo juvenil. Puede ejercer de puente entre dos realidades que, como se puede ver en el informe de ‘El camino hacia el empleo juvenil. Qué puede hacer la empresa’, se encuentran distantes: el mundo de la empresa y el del joven en búsqueda de empleo. Son muchas las fórmulas por las que los empleados de una determinada empresa pueden colaborar voluntariamente con jóvenes que necesitan avanzar en el camino hacia el empleo. Así, los programas de voluntariado corporativo podrían contribuir a cualquiera de los objetivos del camino hacia el empleo planteados en el informe anteriormente nombrado.

Situación mundial del desempleo juvenil

4 acciones para favorece el empleo juvenil a través del voluntariado

  1. Acciones dirigidas a prevenir el abandono escolar: en este caso los empleados pueden colaborar con entidades sociales en actividades de refuerzo escolar y acompañamiento integral a familias de escasos recursos, entre otros. Este tipo de acciones son muy efectivas gracias a profesionales con experiencia que enseñan, asesoran, acompañan y, en definitiva, dan soporte a los jóvenes más vulnerables para que valoren la importancia del periodo formativo y su impacto en la incorporación posterior a la vida laboral.
  2. Acciones dirigidas a la reintegración al sistema educativo: los empleados pueden colaborar con entidades sociales o centros educativos en programas de ocio y adquisición de hábitos para la reintegración en el sistema, etc.
  3. Acciones dirigidas a facilitar la transición de la educación al empleo: los empleados pueden desarrollar charlas en centros de formación para promover un mayor conocimiento de los estudiantes del mundo de la empresa; pueden participar en el diseño y adecuación de programas formativos, ofrecer espacios de coaching para jóvenes que han finalizado su formación y en la búsqueda de empleo.
  4. Acciones dirigidas a facilitar la empleabilidad de los jóvenes: los empleados pueden desarrollar coaching o mentoring para jóvenes vinculados a programas de inserción laboral; o bien tutorizar a jóvenes en sus periodos de prácticas dentro de la empresa.

Los beneficios del voluntariado corporativo para la empresa y los empleados son palpables. Numerosos estudios demuestran cómo el voluntariado corporativo representa un motor para la motivación de los empleados y el refuerzo de su sentido de identidad y pertenencia en la empresa. Las características del voluntariado corporativo y su continuidad en el tiempo, redundan en la mejora de la inteligencia emocional de los empleados, y también se refuerzan competencias profesionales como la capacidad de resolución de problemas, el liderazgo, la flexibilidad y el trabajo en equipo.

Puedes encontrar esta y ejemplos de empresas que luchan contra el desempleo juvenil en el informe que presentamos en 2017 ‘El camino hacia el empleo. ¿Qué puede hacer la empresa?’. Haz clic aquí, para descargártelo.


Contenido descargable

Descárgate el Informe

El camino hacia el empleo juvenil. ¿Qué puede hacer la empresa? (6.25M)